Apolo
Apolo estatua.jpg
Información
Nombre Griego: Ἀπόλλων (Apóllōn)
Dominio: Las artes
Familia
Padres: Zeus y Leto
Hermanos/as: Artemisa

Apolo, también llamado Febo Apolo, era el joven y apuesto dios de muchas cosas, siendo reconocido como dios de la profecía y la adivinación; el tiro con arco; la curación y la enfermedad; la música, la poesía, las artes en general; y de los rebaños, también como un representante de la luz y el sol. Hermano gemelo de Artemisa, hijos de Zeus y Leto.

Era el que dirigía el coro de las musas, y él tocaba su lira, la cual obtuvo a través de un trueque con Hermes.

Con sus flechas era capaz de causar enfermedades infecciosas, aunque también era capaz de curar, por lo que se le conocía como «el que ataca de lejos».

Etimología

El origen del nombre de Apolo es incierto. Su nombre se relaciona con ἀπόλυσις, "redimir", con ἀπόλουσις, "purificación", con ἁπλοῦν, "simple", o con Ἀει-βάλλων, "el que siempre dispara". Por su parte, Febo significa brillante.

Iconografía

En el arte Apolo es representado como un hombre joven, imberbe y guapo, a menudo con una cítara, una lira o un arco en la mano y con una corona de laurel en la cabeza (en memoria de Dafne).

Nacimiento

Cuando Hera descubrió que Leto estaba embarazada de Zeus, prohibió que diera a luz en tierra firme, ya sea en continente o cualquier isla del mar. Retuvo a Ilitía para que no fuera a socorrerla. Además, envió a la temible serpiente Pitón para que asesinara a Leto en el trance del parto. Pero Zeus envió al viento Bóreas para que recogiera a Leto y la llevara junto a Poseidón. Este la llevó a su vez a la recién creada isla flotante de Ortigia, que no era continente ni una isla real, y cubrió el lugar con una bóveda formada por sus olas. Allí, sin contravenir la prohibición de Hera, los demás dioses presentes en el nacimiento en Delos enviaron a Iris para que trajese a Ilitía. En cuanto la diosa puso un pie en la isla, Leto, aferrada a un olivo, alumbró a Artemisa, quien inmediatamente ayudó a Apolo a venir al mundo. Más tarde, la isla de Ortigia fue llamada Delos y Zeus la aseguró al fondo del Océano. Recién nacidos, Apolo y Artemisa que tenían grandes habilidades de cazadores, mataron a la Pitón que se disponía a atacarlos.

Mitos

Mera y Tegeates

Cuando Apolo y Artemisa viajaban por Grecia en busca de aquellos que una vez habían rechazado a su madre Leto cuando estaba embarazada para castigarlos, llegaron a Tegea. Scephrus vino a Apolo y tuvo una conversación privada con él. Leimon, hermano de Scephrus, sospechando que la conversación con Apolo contenía un cargo contra él, se apresuró a su hermano y lo mató. Por su crimen, Leimon recibió un disparo de Artemisa. Tegeates y Mera, padres de los hermanos y reyes de Arcadia, se sacrificaron para propiciar a los mellizos, pero aun así, la hambruna cayó sobre la tierra. El oráculo de Delfos ordenó que se instituyeran ritos en honor a Scephrus y desde entonces se han llevado a cabo durante el festival de Apolo Agyieus: como parte del ritual, una sacerdotisa de Artemisa persigue a un hombre, imitando la búsqueda de Leimon por parte de Artemisa.

La lira de Apolo

En una ocasión, Apolo desatendió su hermoso rebaño. Hermes, que admiraba su ganado, vio cómo este lo abandonaba y decidió robárselo y ocultarlo en una cueva. Pero Apolo, que tenía el don de la profecía, sabia exactamente dónde estaba, así que fue en busca de Hermes y le pidió que le devolviera el rebaño. Pero, cuando llegó donde Hermes, este empezó a tocar un instrumento que había creado con los intestinos de una de sus reces. Al oír la música de la lira, Apolo quedó cautivado y accedió a cambiarle su rebaño por ella.

Apolo y Dafne

Dafne fue perseguida por Apolo, a quien Eros había disparado una flecha dorada para que se enamorase de ella, pues estaba celoso porque Apolo había bromeado sobre sus habilidades como arquero, y también afirmaba que el canto de éste le molestaba. Dafne huyó de Apolo porque Eros le había disparado a su vez una flecha con punta de plomo, que provocaba desprecio y desdén. Durante la persecución, Dafne imploró ayuda a su padre, el dios-río Peneo, quien la transformó en laurel, árbol que desde ese momento se convirtió en sagrado para Apolo, usando sus ramas como corona.

Apolo y Jacinto

Jacinto era un príncipe semidivino. La belleza del muchacho provocó una disputa amorosa entre Céfiro y Apolo, pero Jacinto prefirió a Apolo. Él y su amante estaban jugando a lanzarse el disco el uno al otro, cuando Apolo, para demostrar su poder e impresionar a Jacinto, lo lanzó con todas sus fuerzas. Jacinto, para impresionar a su vez a Apolo, intentó atraparlo. Celoso de que Jacinto hubiese preferido el amor de Apolo, Céfiro desvió el disco con la intención de arruinar su diversión, pero Jacinto fue golpeado por el disco y cayó muerto. Mientras agonizaba, Apolo no permitió que Hades reclamara al muchacho; de la sangre derramada del joven hizo brotar una flor, el jacinto.

Níobe

Níobe, la reina de Tebas y esposa de Anfión, alardeó de su superioridad sobre Leto porque había tenido catorce hijos (los Nióbidas), siete varones y siete mujeres, mientras Leto había tenido solo uno de cada género. Cuando oyeron esta impiedad, Apolo mató a sus hijos mientras practicaba atletismo y Artemisa a sus hijas, que murieron en el acto sin un solo sonido. Apolo y Artemisa usaron flechas envenenadas para matarlos. Al ver a sus hijos muertos, Anfión se suicidó. Una devastada Níobe fue convertido en piedra cuando lloraba.

Los Argonautas

Artículo principal: Argonautas
Antes de zarpar, los Argonautas habían aclamado a Heracles para que se convirtiera en su jefe pero este rehusó y propuso que la dirección fuera otorgada a Jasón, obviamente. Tras realizar sacrificios a Apolo, la nave, pilotada por Tifis, zarpó desde el puerto de Págasas.

Ya de vuelta de su travesía, les sorprendió una gran tempestad pero fueron ayudados por Apolo, que disparó flechas que hicieron emerger la isla de Ánafe, donde los Argonautas erigieron un altar al dios y le rindieron sacrificios. Finalmente, tras abastecerse de agua en Egina y navegar por la zona costera del Ática, Áulide, Eubea y Opunte, llegaron de nuevo al puerto de Págasas.​

Guerra de Troya

Ayudó a Eneas junto a Leto y Artemisa. Apolo lo encontró herido por Diomedes y los llevó al cielo, donde los tres lo curaron en secreto.

Otros

Descendencia

Galería

Véase también

Dioses Olímpicos
Principales: Zeus • Hera • Poseidón • Démeter • Ares • Atenea • 

Apolo • Artemisa • Hefestos • Afrodita • Hermes • Dionisio

Otros: Hestia • Hades • Perséfone • Hebe • Ilitía
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.