Escila
Escila.png
Información
Nombre Griego: Σκυλλα (Scylla)
Familia
Padres: Forcis y Ceto

Escila es un monstruo marino que anteriormente fue una hermosa ninfa náyade.

Etimología

Su nombre significa desgarrar.

Iconografía

Escila es descrita como un monstruo con torso de mujer, cola de pez y seis largos y serpentinos cuerpos de serpiente que salían de su cintura y terminaban en cabezas de perro con dos patas cada uno. Poseía en cada cabeza tres apretadas hileras de afilados dientes y emitían un aullido estridente.

Mitos

De ninfa a Monstruo

Cuando Escila era una hermosa ninfa,​ el dios marino Glauco se enamoró de ella, pero ella huyó de él hacia la tierra, donde no podía alcanzarla. Desesperado, Glauco fue a la isla de Circe para que le preparase una poción de amor y así derretir el corazón de la joven. Circe, que estaba secretamente enamorada de Glauco, le recomendó dedicar su amor a alguien más digno de él, intentando cortejarlo con dulces palabras y miradas, pero el dios no quiso saber nada de ella. Circe sintió tal envidia por Escila que fingió ayudar al dios entregándole un frasco con una mezcla de hierbas potentes, recomendándole que lo vertiese en la charca donde Escila solía bañarse. Glauco siguió sus instrucciones y vertió la poción; en cambio, tan pronto como la ninfa entró en el agua se transformó en un horrible monstruo. Glauco, que vigilaba esa triste escena desde la lejanía, perdió su interés por ella y se marchó llorando amargamente.

En la Odisea

Escila habitaba en un estrecho paso marítimo, en el lado opuesto a su contraparte Caribdis. Los barcos que intentasen evitar a Caribdis deberían acercarse a Escila, y viceversa.

Cuando Odiseo y su tripulación pudieron huir de la isla de Circe, ésta les había aconsejado que al momento de atravesar el estrecho, navegara más cerca de Escila que de Caribdis, ya que es mejor perder a seis de sus hombres que toda su nave.

Odiseo logró navegar entre Escila y Caribdis, aunque las seis cabezas perrunas de Escila devoraron seis miembros de su tripulación.

Encuentro con Heracles

Se dice que Heracles encontró a Escila durante un viaje a Sicilia y le dio muerte. Luego Forcis, el padre de Escila, le aplicó antorchas ardientes, símbolos de Hécate (madre de Escila), al cuerpo y le devolvió la vida.

Galería

Véase también

Náyades
AbaAbarbareaAcreaAdrasteaAganipeAlbunea (Pegea) • Amaltea • Las AmnisíadesAnquínoeArgiope (Cefíside) • BolbeCalírroe (hija de Aqueloo)Calírroe (Hija de Escamandro)CaribdisCassotis (Pegea) • Las CefísidesCreúsaDaulia (Cefíside) • Diogenia (Cefíside) • EginaEscilaEubeaIdaJuturnaLiríopeMelisaMenfisMirtoesaMetoneMétopeNanaNónacrisOrséisPraxiteaProsimnaSalaminaSalmacis • Las SirenasTritonisZeuxipe
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.